Euskara. Kultura. Mundura.

Teatro Teatro

El teatro vasco interpreta el mundo. Habla euskera, castellano y francés y, aunque esta tríada le ha sumado alguna dificultad sobre todo en lo que a difusión se refiere, ha tenido capacidad de adaptación y ha convertido las dificultades en un motor para reinventarse. Aunque nuestra cultura teatral se remonta muy atrás en el pasado, son pocos los documentos que se han conservado. No obstante, sabemos, por ejemplo, que en las celebraciones del siglo XV se hacía teatro y se hacía en euskera. Del teatro tradicional proceden las pastorales y mascaradas que perviven en el País Vasco del Norte. En el siglo XVIII el Conde de Peñaflorida y los miembros de la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País dieron un impulso al teatro vasco. Marcelino Soroa, Joanes Etxeberri y Toribio Altzaga son algunos de los dramaturgos que escribieron el pasado reciente de la historia de nuestro teatro.

En la Segunda República el teatro vasco vivió una época dorada en la que se extendió de las ciudades a los pueblos y, desde entonces, el teatro ha tenido en el público vasco al más fiel compañero de viaje. Antzerti fue la primera revista vasca de teatro dirigida por Antonio María Labayen. Posteriormente, en la revista Eskualduna, creada en Bayona antes de la guerra civil, entre 1950 y 1976, colaboraron los dramaturgos Piarres Larzabal y Telesforo Monzón. La Escuela de Declamación de Donostia/San Sebastián fue cantera destacada del teatro vasco. Allí las mujeres ocuparon un lugar notable, Katalina Eleizegi y María Dolores Agirre son dos de las imprescindibles del teatro vasco.

La primera década de la dictadura fue una época oscura y baldía, después el teatro vasco se fue recuperando a la sombra de la iglesia y en muchos pueblos se crearon grupos de teatro amateur. A mediados de la década de 1960 el arte se embebió del movimiento revolucionario que agitó Europa y el teatro vasco empezó a transformarse tanto estética como lingüísticamente. Los grupos vascos comenzaron a hacer un teatro más moderno y comprometido. El grupo Jarrai de Donostia/San Sebastián materializó la transformación de la época y puso sobre el escenario vasco obras de Tennessee Williams y Eugène Ionesco, también dio cabida a obras de jóvenes dramaturgos entre los que estaba Gabriel Aresti. El papel de Xirristi-Mirristi, grupo creado por el dramaturgo Daniel Landart en el País Vasco del Norte, fue equiparable al de Jarrai.

Desde los últimos años del franquismo, Aresti fue el alma del movimiento de vanguardia que modernizó radicalmente el teatro vasco en el contexto de Bilbao, una ciudad por entonces absolutamente industrial que fue escenario de grandes luchas sociales. Así es como se gestó el teatro independiente vasco. Maskarada fue el primer grupo de teatro profesional del País Vasco y fue también el primer grupo profesional que representó una obra teatral en euskera. El euskera había sido hasta entonces la lengua de los grupos vascos de teatro amateur. En la actualidad, algunos grupos apuestan por estrenar sus obras únicamente en euskera y otros presentan sus obras en dos idiomas.

Según los datos de Sarea, la Red de Teatros de Euskadi, se realizan 2.000 funciones al año, muchas de ellas en euskera y dirigidas al público infantil. Con el paso del tiempo han surgido nuevos modelos de producción y el teatro vasco cada vez tiene más difusión internacional. La Escuela Superior de Arte Dramático y Danza de Euskadi, Dantzerti, es el principal espacio de formación en artes escénicas, pero no el único. Así mismo, hay una variedad importante de festivales y ferias de teatro.

El teatro vasco habla un lenguaje universal. Los temas que aborda cuentan lo propio y lo ajeno. Con una gran variedad de formatos, la gente del teatro ha convertido las dificultades en oportunidades para reinventarse. El teatro vasco cambia constantemente tal y como cambian las vidas que cuenta sobre el escenario. Desde el mayor de los montajes hasta el más pequeño, creadores, productores, distribuidores y técnicos del sector, continúan trabajando para que no baje el telón.

Inscríbete a nuestra Newsletter para recibir más información

Suscribirse