Arantxa Urretabizkaia en el punto de encuentro imprescindible para la literatura: la feria FIL de Guadalajara

Euskara. Kultura. Mundura.

01-12-2015

Arantxa Urretabizkaia participa estos días en la conocida feria literaria FIL Guadalajara.  EL 29 de noviembre participó en el encuentro Los Lectores Presentan: Retratos en blanco y negro. El 30, en cambio, ofreció una charla en Ecos de la Fil (donde volverá a participar hoy, 1 de Diciembre) y en Galas de El Placer de la Lectura.

Frente a un público ávido de escuchar nuevas historias, la escritora, acompañada de una mesa integrada por aficionados a la lectura, presentó la noche del domingo su más reciente novela Retratos en blanco y negro, editada al castellano por editorial Pamiela. Cada uno de los integrantes de la mesa, que son miembros de la comunidad que se  inscriben en el programa ‘Los lectores presentan’, expresó su crítica sobre la novela,  para dar junto con la autora, una visión más profunda de su significado.

Para la mayoría de estos lectores mexicanos Relatos en blanco y negro fue el primer acercamiento con el País Vasco y su lengua,  reconociendo el valor de la literatura como promotor no sólo de un idioma sino de su cultura.

El lunes 30 de noviembre, la Escuela Preparatoria No 6 de Guadalajara marco el inicio de una jornada en donde los lectores fueron los actores principales. Este instituto de bachillerato, que se enorgullece de su programa cultural y artístico como promotor del cambio, recibió a Arantaxa Urretabizkaia en un salón donde la esperaban más de un centenar de alumnos. Tras una sesión en donde los alumnos de este bachillerato nunca dejaron de preguntar, se deja ver la labor promotora que los profesores y la FIL han hecho para incentivar la lectura, dando como resultado una población con mayor interés en sumergirse en un libro.

(...)

 

Arantxa Urretabizkaia participa estos días en la conocida feria literaria FIL Guadalajara.  EL 29 de noviembre participó en el encuentro Los Lectores Presentan: Retratos en blanco y negro. El 30, en cambio, ofreció una charla en Ecos de la Fil (donde volverá a participar hoy, 1 de Diciembre) y en Galas de El Placer de la Lectura.

Frente a un público ávido de escuchar nuevas historias, la escritora, acompañada de una mesa integrada por aficionados a la lectura, presentó la noche del domingo su más reciente novela Retratos en blanco y negro, editada al castellano por editorial Pamiela. Cada uno de los integrantes de la mesa, que son miembros de la comunidad que se  inscriben en el programa ‘Los lectores presentan’, expresó su crítica sobre la novela,  para dar junto con la autora, una visión más profunda de su significado.

Para la mayoría de estos lectores mexicanos Relatos en blanco y negro fue el primer acercamiento con el País Vasco y su lengua,  reconociendo el valor de la literatura como promotor no sólo de un idioma sino de su cultura.

El lunes 30 de noviembre, la Escuela Preparatoria No 6 de Guadalajara marco el inicio de una jornada en donde los lectores fueron los actores principales. Este instituto de bachillerato, que se enorgullece de su programa cultural y artístico como promotor del cambio, recibió a Arantaxa Urretabizkaia en un salón donde la esperaban más de un centenar de alumnos. Tras una sesión en donde los alumnos de este bachillerato nunca dejaron de preguntar, se deja ver la labor promotora que los profesores y la FIL han hecho para incentivar la lectura, dando como resultado una población con mayor interés en sumergirse en un libro.

Esa misma tarde, en el evento en Galas de El Placer de la Lectura, Gonzalio Celorio, escritor, narrador, ensayista y crítico mexicano fue el encargado de guiar a cinco importantes escritores en una charla que giró en torno a un simple hecho: cómo fue su acercamiento a la literatura y cuál es el libro que los ha marcado. 

Arantxa Urretabizkaia señaló los ensayos de Simone de Beauvoir como uno de los textos que marcaron su vida, con los que comprendió que valía la pena atreverse. Para ella, escribir en euskera es atreverse. Si bien no se alfabetizó en esta lengua hasta los 21 años, dice sentirse más cómoda escribiendo narrativa en euskera.

Todos coincidieron en que la lectura enriquece la vida y que las ferias de libros son un esfuerzo mayúsculo para reunir en un mismo espacio a los leen historias y quiénes las crean para que juntos establezcan un diálogo que enriquezca a la literatura.

Inscríbete a nuestra Newsletter para recibir más información

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.