Bernardo Atxaga en la FIL de México: el lenguaje no es estático, se transforma con el uso y traspasa fronteras

Euskara. Kultura. Mundura.

02-12-2014

Con un auditorio lleno y bajo la mirada inquieta de casi 400 jóvenes: el escritor vasco Bernardo Atxaga no pudo comenzar mejor  su primer día de actividades en la FIL, Feria Internacional de Libro de Guadalajara (México),  el evento literario más relevante de Latinoamérica, que este año celebra su edición número 28 con la participación de 43 países.

Como parte del programa ‘Ecos de la FIL’, Atxaga charló durante una hora con los alumnos de la escuela Preparatoria número 7 sobre su acercamiento a la escritura, la movilidad del lenguaje y la importancia de la lectura. Aseguró que tanto la escritura como la lectura son una técnica que se desarrolla de manera personal,  que sin embargo se ve influenciada por los cambios tecnológicos existentes en cada generación. Pero afirmó que sea cual sea la aproximación, el ejercicio de escribir  y de leer siempre transporta a otro mundo, lo que sin lugar a dudas enriquece el propio. Y recordó a  los y las jóvenes que el lenguaje no es estático, que se transforma con el uso y traspasa fronteras.

Por la tarde, el escritor vasco participó junto con José Manuel Sánchez Ron; Luis Goytisolo; Eduardo Lago; Rodrigo Fresán y Alberto Manguel  en la mesa ‘La Gala del Placer de la Lectura’ en uno de los salones principales de la FIL, bajo la moderación del mexicano Jorge F. Hernández.

Tras arrancar varias risas al público reunido con una historia personal sobre su primer encuentro con el ejercicio de escribir, Bernardo Atxaga mencionó que el centro escolar es definitivo tanto para fomentar la lectura como para desarrollar la escritura: resulta indispensable lograr un acercamiento más placentero a ambas, para lo cual resulta importante que éste no sea por obligación. Sobre  el por qué o cómo una obra puede impactar en el lector, afirmó que existe una relación fragmentaria con la literatura, en donde el lector logra relacionarse con trozos de la obra; párrafos e historias particulares que le dejan huella y permanecen en la memoria.  Finalmente, los escritores coincidieron en que la era digital ha transformado la forma en que la gente se acerca a la lectura y por ende a la escritura, que se está presenciado un cambio de paradigma tan importante como la aparición de la imprenta.

Con un auditorio lleno y bajo la mirada inquieta de casi 400 jóvenes: el escritor vasco Bernardo Atxaga no pudo comenzar mejor  su primer día de actividades en la FIL, Feria Internacional de Libro de Guadalajara (México),  el evento literario más relevante de Latinoamérica, que este año celebra su edición número 28 con la participación de 43 países.

Como parte del programa ‘Ecos de la FIL’, Atxaga charló durante una hora con los alumnos de la escuela Preparatoria número 7 sobre su acercamiento a la escritura, la movilidad del lenguaje y la importancia de la lectura. Aseguró que tanto la escritura como la lectura son una técnica que se desarrolla de manera personal,  que sin embargo se ve influenciada por los cambios tecnológicos existentes en cada generación. Pero afirmó que sea cual sea la aproximación, el ejercicio de escribir  y de leer siempre transporta a otro mundo, lo que sin lugar a dudas enriquece el propio. Y recordó a  los y las jóvenes que el lenguaje no es estático, que se transforma con el uso y traspasa fronteras.

Por la tarde, el escritor vasco participó junto con José Manuel Sánchez Ron; Luis Goytisolo; Eduardo Lago; Rodrigo Fresán y Alberto Manguel  en la mesa ‘La Gala del Placer de la Lectura’ en uno de los salones principales de la FIL, bajo la moderación del mexicano Jorge F. Hernández.

Tras arrancar varias risas al público reunido con una historia personal sobre su primer encuentro con el ejercicio de escribir, Bernardo Atxaga mencionó que el centro escolar es definitivo tanto para fomentar la lectura como para desarrollar la escritura: resulta indispensable lograr un acercamiento más placentero a ambas, para lo cual resulta importante que éste no sea por obligación. Sobre  el por qué o cómo una obra puede impactar en el lector, afirmó que existe una relación fragmentaria con la literatura, en donde el lector logra relacionarse con trozos de la obra; párrafos e historias particulares que le dejan huella y permanecen en la memoria.  Finalmente, los escritores coincidieron en que la era digital ha transformado la forma en que la gente se acerca a la lectura y por ende a la escritura, que se está presenciado un cambio de paradigma tan importante como la aparición de la imprenta.

Hoy, 2 de diciembre, Atxaga ofrecerá una segunda conferencia en otra escuela, y además presentará en la FIL “Días de Nevada”, obra galardonada con el último Premio Euskadi de Literatura, una de las novedades literarias de la feria de este año. Al mismo tiempo,el Instituto Vasco Etxepare sigue trabajando en pro de la difusión internacional de la literatura vasca en el stand que han instalado los editores vascos en la feria, donde ha concertado una veintena de citas con editores de todo el mundo.

Y mañana 3 de diciembre, Día Internacional del Euskera, Bernardo Atxaga y Mari Jose Olaziregi, directora para la Promoción y Difusión del Euskera del Instituto, se trasladarán a México DF, para ofrecer una conferencia-charla nada menos que en el emblemático Palacio de Bellas Artes, junto con el periodista Javier Aranda en un encuentro que llevará por título “Conversación con Bernardo Atxaga”. Para finalizar su periplo, el día 4 de diciembre visitará la UNAM Universidad Autónoma Nacional de México y la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, donde realizará encuentros con profesores y alumnos para conversar sobre literatura y sobre su obra.

 

En las fotografías: Bernardo Atxaga en la Preparatoria nº 7; un momento de la mesa redonda "El Placer de la Lectura"; firmando libros en la FIL

Todo el programa

 

Inscríbete a nuestra Newsletter para recibir más información

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.