El espectáculo Ohiberritze deslumbra en el Festival DAutomne à Paris

Euskara. Kultura. Mundura.

19-09-2016

Las tradiciones de Zuberoa, la música de Maurice Ravel y ésta como hilo conductor para una nueva composición de Ramon Lazkano son los elementos que componen Ohiberritze, representación estrenada el pasado sábado en París.  Y la audiencia del Festival D’Automne à Paris,  que llenó hasta los topes el emblemático Théâtre du Châtelet, se rindió ante el espectáculo.

Ohiberritze, que ha viajado a París con la ayuda del Instituto Vasco Etxepare, la Fundación Olaso Dorrea y EKE, se divide en cuatro partes. Para comenzar, ocuparon la escena 80 intérpretes venidos desde Atharratze-Sorholüze (Zuberoa) para ofrecer una versión reducida pero poderosa de la pastoral Jean Pitrau, escrita por Pier-Paul Berzaitz.  A continuación el Trio Dali interpretó el Trío para violín, violonchelo y piano en La menor, obra de gran belleza compuesta de Maurie Ravel en ritmo de zortziko, que pone en evidencia los trazos de la música tradicional vasca presentes en la obra del compositor de Ziburu.  

A continuación llegó el estreno de la obra Ravel (Scènes) de Ramon Lazkano, que había despertado gran expectación. Esta nueva composición, que ha recibido el apoyo de la Fundación DSS2016 y de Kursaal Eszena, es un fragmento de la ópera

(...)

Las tradiciones de Zuberoa, la música de Maurice Ravel y ésta como hilo conductor para una nueva composición de Ramon Lazkano son los elementos que componen Ohiberritze, representación estrenada el pasado sábado en París.  Y la audiencia del Festival D’Automne à Paris,  que llenó hasta los topes el emblemático Théâtre du Châtelet, se rindió ante el espectáculo.

Ohiberritze, que ha viajado a París con la ayuda del Instituto Vasco Etxepare, la Fundación Olaso Dorrea y EKE, se divide en cuatro partes. Para comenzar, ocuparon la escena 80 intérpretes venidos desde Atharratze-Sorholüze (Zuberoa) para ofrecer una versión reducida pero poderosa de la pastoral Jean Pitrau, escrita por Pier-Paul Berzaitz.  A continuación el Trio Dali interpretó el Trío para violín, violonchelo y piano en La menor, obra de gran belleza compuesta de Maurie Ravel en ritmo de zortziko, que pone en evidencia los trazos de la música tradicional vasca presentes en la obra del compositor de Ziburu.  

A continuación llegó el estreno de la obra Ravel (Scènes) de Ramon Lazkano, que había despertado gran expectación. Esta nueva composición, que ha recibido el apoyo de la Fundación DSS2016 y de Kursaal Eszena, es un fragmento de la ópera que está escribiendo Lazkano tomando como base la novela Ravel, de Jean Echenoz, que se centra en los últimos años de vida del compositor. La soprano Maïlys de Villoutreys, el tenor Anders J. Dahlin y el Ensemble L’Instant Donné, llenaron el teatro de emoción, y así lo reflejó la gran ovación que siguió al estreno. La audiencia tiene además la fortuna de poder escuchar otras composiciones de Lazkano en breve, ya que el Festival D’Automne à Paris  ha programado dos conciertos más del autor en el marco de la sección Portrait: Ramon Lazkano: Lurralde…, el 10 de octubre, y Errobi-2, Egan-3, Egan, el 17 de noviembre.

Y el espectáculo del pasado sábado en París se cerró con  Dantzaren Botzak:  las palabras de Titika Rekalt, en euskera suletino o de Zuberoa, condujeron la obra hacia un colofón de música y danza: movimientos renovados de danza vasca para demostrar que la tradición permanece viva. “Ohi”, movimiento constante; “berritze”, renovación. Ohiberritze.

 

 

Inscríbete a nuestra Newsletter para recibir más información

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.