“El sistema para la enseñanza del euskera desarrollado en Argentina es para quitarse el sombrero”

Euskara. Kultura. Mundura.

15-11-2018

La Directora del Instituto Vasco Etxepare, Irene Larraza, ha visitado Argentina con motivo de la Semana Nacional Vasca celebrada en Mar de Plata. Durante siete días ha asistido a varios eventos relacionados con la difusión de la lengua y la cultura vasca y ha mantenido encuentros diversas instituciones. Ya de vuelta, hemos hablado con ella sobre los pormenores de este viaje.

La Directora del Instituto Vasco Etxepare, Irene Larraza, ha visitado Argentina con motivo de la Semana Nacional Vasca celebrada en Mar de Plata. Durante siete días ha asistido a varios eventos relacionados con la difusión de la lengua y la cultura vasca y ha mantenido encuentros con diversas instituciones. Ya de vuelta, hemos hablado con ella sobre los pormenores de este viaje.

¿Qué objetivo tenía la visita?

La primera razón que me llevó a Argentina fue la Reunión Regional de Colectividades Vascas de Centroamérica y Sudamérica que se celebró en Mar del Plata, en el marco de la Semana Nacional Vasca. El objetivo de la participación del Instituto fue dar a conocer nuestro trabajo y empezar a trabajar con ellos en el programa Euskara Munduan, de cara al año 2019. Mediante este programa se pretende gestionar la enseñanza del euskera en los Centros Vascos o Euskal Etxeak de todo el mundo, y esa línea de trabajo es nueva para nosotros.

En la segunda parte del viaje visité Buenos Aires para reunirme con varios representantes de instituciones académicas y culturales de la capital.

¿Qué líneas se han trabajado en las reuniones con representantes de instituciones culturales de Buenos Aires?

Me reuní con varias entidades de gestión cultural del país, así como con responsables culturales del gobierno y de la ciudad, junto a Sara Pagola, delegada de Euskadi en Argentina-Mercosur (mercado común de varios países sudamericanos). En dichas reuniones conocimos su forma de gestionar actividades culturales y exploramos diferentes posibilidades de colaboración.  Además, visitamos varios centros culturales interesados por su modelo y porque vemos opciones de abrir nuevas vías de colaboración: el Centro Cultural Kirchner, Usina del Arte y el Centro Cultural San Martín. En la misma línea, me reuní también con los organizadores del festival de Buenos Aires y del Fondo Nacional de las Artes.

¿Y en las reuniones del ámbito académico?

Conversé con varios responsables de CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas). Es una de las principales entidades de investigación en Latinoamérica, y un centro de referencia en Argentina. El acuerdo marco que firmamos con ellos tiene como objetivo desarrollar un proyecto académico duradero con el que generar interés por los Estudios Vascos y atraer a investigadores hacia ese terreno. Para ello, configuraremos anualmente un programa académico con la participación de expertos vascos y argentinos en diversas universidades argentinas (las que CONICET considere más adecuadas en cada caso).

Por otro lado, mantuve una reunión con la Lectora de Lengua y Cultura Vasca de la Universidad Nacional de La Plata; y también recibí varias propuestas de colaboración de otras Universidades. Por tanto, se puede decir que ha sido una visita muy fructífera.

¿Qué acogida has recibido en los lugares visitados?

El recibimiento por parte de la diáspora Argentina ha sido fantástico. En el Instituto Etxepare llevamos mucho tiempo trabajando en la enseñanza del euskera en las universidades de todo el mundo, pero hemos trabajado poco con los Centros Vascos, y ya era hora de empezar con el programa Euskara Munduan. El primer paso en ese camino es conocerse, y ese paso se ha realizado correctamente en este viaje; la gente ha sido muy amable y generosa, y tienen muchas ganas de colaborar con nosotros.

¿Cuál fue la función del Instituto Vasco Etxepare en la reunión de las Colectividades Vascas?

Aquella fue una reunión regional promovida por el Gobierno Vasco, y mi papel fue, por un lado, presentar el Instituto (nuestra misión y funciones) y, por otro, explicar cómo llevaremos a cabo el programa Euskara Munduan con ellos. Fue muy buena idea estar en esa reunión, ya que logramos disipar muchas dudas que tenían los Centros Vascos.

¿Qué peso tiene la cultura vasca en Argentina?

Me impresionó mucho la diáspora argentina. Me parece que realizan un trabajo increíble en la transmisión de la cultura vasca, sobre todo transmitiendo la identidad y el orgullo de generación en generación mediante la danza y la música. Algunos dan continuidad a esa transmisión en la etapa adulta con el aprendizaje del euskera.

Por otro lado, decir en Argentina que eres vasco es algo positivo; nos tienen como gente trabajadora y fiable. Tal y como dicen ellos, “el vasco es conocido y reconocido”. Además, hay que tener en cuenta que, dentro del origen tan heterogéneo de la sociedad argentina, hay un porcentaje muy alto de vascos: son más de 3 millones los argentinos que tienen apellido vasco.

¿Qué valoración haces del viaje?

Ha sido una experiencia provechosa y emocionante. En el ámbito profesional, era imprescindible conocer la colectividad vasca de Argentina para desarrollar el programa Euskara Munduan; y abrir nuevas vías de colaboración con universidades y centros culturales ha sido un gran paso adelante. Pero, sobre todo, en el plano personal, he tenido un recibimiento muy caluroso, y el trabajo que realiza la comunidad vasco-argentina me ha emocionado mucho. Quisiera subrayar, sobre todo, la labor que realizan en la enseñanza del euskera; el sistema que han desarrollado es para quitarse el sombrero. Hay muchos vascos de tercera o cuarta generación que, de no saber nada, han acabado siendo profesores de euskera; no solo conocen la lengua, sino que la hablan como nosotros.

Inscríbete a nuestra Newsletter para recibir más información

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.