Itzultzaile Berriak. Traductoras que regresarán con el bolsillo lleno de versos

Euskara. Kultura. Mundura.

04-03-2016

El programa Itzultzaile Berriak, fruto de la colaboración entre la Fundación Donostia 2016 y el Instituto Vasco Etxepare, y que cuenta con la colaboración de EIZIE, persigue, además de poner de relieve  la importancia de la traducción en el desarrollo de la cultura vasca, promocionar la cultura vasca en el extranjero y la formación de nuevos traductores y traductoras.

Las traductoras que participan en el programa han sido escogidas mediante una convocatoria; están realizando o realizarán estancias de seis meses o de un mes en el País Vasco, en las que estudiarán el euskera y profundizarán en el conocimiento de la lengua.

En la estancia de seis meses participan cuatro traductoras: Laura Liubinavicivte (Lituania), Mariya Petrova (Bulgaria), Barbara Pregelj (Eslovenia) Katarzyna Sosnowska (Polonia). Llegaron en enero y permanecerán hasta junio en el Barnetegi de Zornotza. Todas han participado hoy en Donostia en un encuentro con responsables de las entidades organizadoras y algunos medios de comunicación, con quienes han conversado sobre la traducción  y la nueva experiencia de aprender euskera.

Mari Jose Olaziregi,  directora para la Promoción y Difusión del Euskera del Instituto Vasco Etxepare, ha elogiado la traducción porque “legitima una cultura en el mundo” y porque conforma la propia cultura, renovando nuestros modelos poéticos. El director del Programa Cultural de Donostia Xabier Paya ha reivindicado además el lugar de la traduccíón en Europa:  “si nos nos traducimos entre nosotros siempre habrá una lingua franca dominante”. De hecho, han convenido, no parece casual que las lenguas propias de las cuatro participantes sean lenguas no dominantes. Bego Montorio e Itziar Otegi, de EIZIE,también se han mostrado de acuerdo: la primera ha recordado los talleres que la asociación lleva años organizando; la segunda ha detallado el progama de actividades preparadas por EIZIE para las componentes de Itzultzaile Berriak  (* al final de este documento).

Aunque aún no son capaces de hablar euskera, las cuatro traductoras, todas ellas muy experimentadas, se han mostarado muy satisfechas con la “aventura” que están viviendo en el barnetegi. Han reconocido que dedican diariamente “horas incontables” al estudio del euskera y que, siendo una lengua tan diferente de todas las que conocen el comienzo está siendo difícil, “pero no más duro que con cualquier otra lengua desconocida”.

En opinión de la eslovena Barbara Pregelj se trata de un programa muy ambicioso, más enriquecedor que los planes formativos a los que están acostumbradas”. El deseo de “abarcar lo inabarcable” fue lo que empujó a participar a la búlgara Mariya Petrova, que lleva toda la vida estudiando idiomas. La lituana Laura Liubinavicivte ha reconocido con humor que cuando se inscribió no sabía bien “dónde se metía”. Pero ha dicho estar muy feliz con el programa, que ofrece numerosas actividades además de la enseñanza de la lengua, y en el que puede compartir el modo de vida de los vascos. La polaca Katarzyna Sosnowska, forofa del fútbol, ha añadido que también aprende euskera en San Mamés o viendo un partido en un bar. Una manera de relacionarse con consideran fundamental: “cuando traducimos traducimos también la cultura, el alma”.


(...)


El programa Itzultzaile Berriak, fruto de la colaboración entre la Fundación Donostia 2016 y el Instituto Vasco Etxepare, y que cuenta con la colaboración de EIZIE, persigue, además de poner de relieve  la importancia de la traducción en el desarrollo de la cultura vasca, promocionar la cultura vasca en el extranjero y la formación de nuevos traductores y traductoras.

Las traductoras que participan en el programa han sido escogidas mediante una convocatoria; están realizando o realizarán estancias de seis meses o de un mes en el País Vasco, en las que estudiarán el euskera y profundizarán en el conocimiento de la lengua.

En la estancia de seis meses participan cuatro traductoras: Laura Liubinavicivte (Lituania), Mariya Petrova (Bulgaria), Barbara Pregelj (Eslovenia) Katarzyna Sosnowska (Polonia). Llegaron en enero y permanecerán hasta junio en el Barnetegi de Zornotza. Todas han participado hoy en Donostia en un encuentro con responsables de las entidades organizadoras y algunos medios de comunicación, con quienes han conversado sobre la traducción  y la nueva experiencia de aprender euskera.

Mari Jose Olaziregi,  directora para la Promoción y Difusión del Euskera del Instituto Vasco Etxepare, ha elogiado la traducción porque “legitima una cultura en el mundo” y porque conforma la propia cultura, renovando nuestros modelos poéticos. El director del Programa Cultural de Donostia Xabier Paya ha reivindicado además el lugar de la traduccíón en Europa:  “si nos nos traducimos entre nosotros siempre habrá una lingua franca dominante”. De hecho, han convenido, no parece casual que las lenguas propias de las cuatro participantes sean lenguas no dominantes. Bego Montorio e Itziar Otegi, de EIZIE,también se han mostrado de acuerdo: la primera ha recordado los talleres que la asociación lleva años organizando; la segunda ha detallado el progama de actividades preparadas por EIZIE para las componentes de Itzultzaile Berriak  (* al final de este documento).

Aunque aún no son capaces de hablar euskera, las cuatro traductoras, todas ellas muy experimentadas, se han mostarado muy satisfechas con la “aventura” que están viviendo en el barnetegi. Han reconocido que dedican diariamente “horas incontables” al estudio del euskera y que, siendo una lengua tan diferente de todas las que conocen el comienzo está siendo difícil, “pero no más duro que con cualquier otra lengua desconocida”.

En opinión de la eslovena Barbara Pregelj se trata de un programa muy ambicioso, más enriquecedor que los planes formativos a los que están acostumbradas”. El deseo de “abarcar lo inabarcable” fue lo que empujó a a participar a la búlgara Mariya Petrova, que lleva toda la vida estudiando idiomas. La lituana Laura Liubinavicivte ha reconocido con humor que cuando se inscribió no sabía bien “dónde se metía”. Pero ha dicho estar muy feliz con el programa, que ofrece numerosas actividades además de la enseñanza de la lengua, y en el que puede compartir el modo de vida de los vascos. La polaca Katarzyna Sosnowska, forofa del fútbol, ha añadido que también aprende euskera en San Mamés o viendo un partido en un bar. Una manera de relacionarse con consideran fundamental: “cuando traducimos traducimos también la cultura, el alma”.

El compromiso que han adquirido estas participantes no es menor: al término de la estancia deberán ser capacer no sólo de entender textos escritos en euskera sino también de traducirlos, y de hecho deberán traducir una obra literaria en euskera. Estas son por ahora las que han llamado su atención y la lengua a la que tienen previsto traducirlas – y que incluso en algún caso están ya tratando con editoriales de sus respectivos países para una futura publicación-: “Zergatik panpox?” e “Hiru Mariak” de Arantxa Urretabizkaia al búlgaro; la serie infantil “Xola” de Bernardo Atxaga al esloveno; “Soinujolearen Semea”, del mismo autor, al lituano; por último, “Bilbao-New York-Bilbao”, de Kirmen Uribe, al polaco y al lituano.  De hecho el canto del kuku que recoge Urine en esta obra fue lo que atrajo a Laura  Liubinavicivte a la literatura vasca: “he sentido tan cerca lo que dice…. Cuando cante el kuku yo tampoco tendré dinero en el bolsillo, pero ya sé que al final regresaré con el bolsillo lleno de versos”.

 

           

Itzultzaile Berriak

Programa de actividades

 

  • El 14 de abril, en Donostia

Charla de las traductoras con estudiantes

En Zurriola Ikastola, con estudiantes de Literatura Universal (Bachiller 1).

 

  • El 23 de abril, en Donostia                                                                                                                              Lectura multilingüe en el Día Internacional del Libro

Tomando como referencia una muestra de literatura vasca, se organizará una lectura multilingüe.

 

  • En mayo, en Gasteiz                                                                                                                                              Charla en la Facultad de Letras de la UPV/EHU

Las participantes en el programa realizarán un encuentro con estudiantes y profesores           de estudios de Traducción.

 

  • El 28 de mayo, en Zarautz                                                                                                                  Visita al festival Literaturia

Se mostrará a las participantes la Plaza de las Letras Vascas, un lugar idóneo para impulsar la relación con autores vascos.

 

  • Del 20 al 22 de junio, en  Donostia                                                                                                  Taller de Traducción

 

EIZIE organizará un taller de traducción literaria con las ocho traductoras, en Tabakalera. Habrá dos escritores invitados, y durante tres días trabajarán sobre una seección de algunos de sus textos. Al final del taller se realizará una sesión abierta al público en la que se dará cuenta de la experiencia del taller, y el programa se clausurará con una lectura multilingüe.

 




Itzultzaile Berriak

 

Laura Liubinavičiῡte (Lituania)

 

Además de ser traductora de literatura, es parte de la empresa logistic coordinator desde el 2012. Ha traducido obras del polaco y del castellano al lituano de escritores conocidos; destacan, entre otros, Julia Navarro, Ángel Guinda, Abel Murcia, Espido Freire y Vargas Llosa.

 

 

Katarzyna Sosnowska (Polonia)

 

Desde el año 2009  trabaja como traductora de literatura, editora y correctora; traduce obras del castellano al inglés y del alemán al polaco. Ha traducido obras de autores como Frances E. Jensen, Kevin, Edgar Allan Poe, Charles Dickens, Stefanie Zweig, Joseph Vogl y de la argentina Leila Guerriero.

 

 

Mariya Petrova Pachkova (Bulgaria)

 

Profesora de castellano, periodista, locutora de radio y traductora de literatura. Desde el 1975, traduce del castellano, francés y ruso al búlgaro. Ha traducido alrededor de treinta obras del castellano al búlgaro, de autores como Cortázar, Villaverde, Juan Marsé, Mario Delgado y Manuel Rivas; también la obra de Obabakoak y El hijo del acordeonista de Bernardo Atxaga.

 

 

Barbara Pregelj (Eslovenia)

 

Docente en la Universidad de Nova Gracia y traductora de literatura. Ha traducido al eslovaco más de 300 obras del castellano, gallego y catalán: Bartolomé de las Casas, Carlos Puerto, Homero Polar, Jorge Icaza, Carlos Fuentes, Javier Sierra, García Lorca, Unamuno, Ildefonso Falcones, Vargas Llosa… También obras de escritores vascos como Juan Kruz Igerabide y Patxi Zubizarreta. Además ha publicado dos libros y ha editado diecisiete obras.

 

 

Inscríbete a nuestra Newsletter para recibir más información

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.