La 31 Bienal de Sao Paulo, cada vez más cerca

Euskara. Kultura. Mundura.

25-08-2014

La 31ª edición de Bienal de São Paulo (Brasil),  inaugura el 6 de septiembre, aunque ya ha dado comienzo a su Programa Educativo. Este año, dos artistas vascos participarán en la Bienal: Asier Mendizabal (Ordizia, 1973) y Juan Pérez Agirregoikoa (Donostia-San Sebastián, 1963). El primero se centrará en la escultura basada en Oteiza, y el segundo realizará una estancia artística y llevará a Sao Paulo un filme sobre ´El Evangelio según San Mateo´.Además, el Instituto Vasco Etxepare ha suscrito un convenio de colaboración con la Bienal, para apoyar la presencia de los artistas vascos y la difusión de la cultura vasca en este importante evento.

Guiada por el lema “Como falar de coisas que não existem”, la 31ª Bienal de SãoPaulo, en la que participarán no sólo artistas individuales y colectivos de arte, sino también, arquitectos, grupos de teatro, coreógrafos o sociólogos,  dirige  su mirada a esas cosas que no existen: cómo hablar sobre ellas, cómo aprender de ellas, como vivir con ellas, cómo luchar contra ellas... Además, Esta será una edición especial, ya que tendrá lugar en su tradicional espacio, el Pabellón Cicilio Matarazzo, por primera vez tras la muerte en 2012 de su creador, el célebre arquitecto Oscar Niemeyer.

El equipo curatorial compuesto por  Charles Esche, Galit Eilat, Nuria Enguita Mayo, Pablo Lafuente y Oren Sagiv, con  Benjamin Seroussi y Luiza Proença como curadores asociados ha querido prestar especial atención a la relación entre las prácticas artísticas y su capacidad para comprometerse y activar historias tanto individuales como comunitarias.

 

La 31ª edición de Bienal de São Paulo (Brasil),  inaugura el 6 de septiembre, aunque ya ha dado comienzo a su Programa Educativo. Este año, dos artistas vascos participarán en la Bienal: Asier Mendizabal (Ordizia, 1973) y Juan Pérez Agirregoikoa (Donostia-San Sebastián, 1963). El primero se centrará en la escultura basada en Oteiza, y el segundo realizará una estancia artística y llevará a Sao Paulo un filme sobre ´El Evangelio según San Mateo´.Además, el Instituto Vasco Etxepare ha suscrito un convenio de colaboración con la Bienal, para apoyar la presencia de los artistas vascos y la difusión de la cultura vasca en este importante evento.

Guiada por el lema “Como falar de coisas que não existem”, la 31ª Bienal de SãoPaulo, en la que participarán no sólo artistas individuales y colectivos de arte, sino también, arquitectos, grupos de teatro, coreógrafos o sociólogos,  dirige  su mirada a esas cosas que no existen: cómo hablar sobre ellas, cómo aprender de ellas, como vivir con ellas, cómo luchar contra ellas... Además, Esta será una edición especial, ya que tendrá lugar en su tradicional espacio, el Pabellón Cicilio Matarazzo, por primera vez tras la muerte en 2012 de su creador, el célebre arquitecto Oscar Niemeyer.

El equipo curatorial compuesto por  Charles Esche, Galit Eilat, Nuria Enguita Mayo, Pablo Lafuente y Oren Sagiv, con  Benjamin Seroussi y Luiza Proença como curadores asociados ha querido prestar especial atención a la relación entre las prácticas artísticas y su capacidad para comprometerse y activar historias tanto individuales como comunitarias.

Dando continuidad a trabajos esculturales recientes como Hard Edge, Hard Edge (2010) Asier Mendizabal realiza para la 31ª Bienal una obra con la que reinscribe críticamente, en el contexto del arte contemporáneo, el proyecto escultórico y las ideas del artista Jorge Oteiza (1908-2003), cuya actuación en Latinoamérica, entre las décadas de 1930 y 1960, fue de gran relevancia pero ha sido escasamente  estudiada.

La contribución de Mendizabal consiste en un número de esculturas instaladas en diversos lugares  en el pabellón de la Bienal, todas ellas basadas en el monumento al poeta peruano César Vallejo que Oteiza realizó en Lima en 1960. Estas esculturas son versiones ‘finalizadas’ o ‘incompletas’ de una forma escultural, todas ellas composiciones abstractas, tal como el monumento original. Al entrar en contacto con otras obras y otros espacios de la exposición, estas formas abstractas son capaces de adquirir significados y funciones que pueden parecer, en principio, ajenos a su composición. Lo que hace Mendizabal es, pues, explorar, actualizándolo, un problema central tanto para la obra de Oteiza como para la suya propia: la contradicción irresoluble entre el lenguaje formal de la abstracción con sus implicaciones de transcendencia y la pretensión de asignarle a ese lenguaje significados concretos.

En El evangelio según San Mateo, la película que Pier Paolo Pasolini dirigió en 1964 con base en la Biblia, ciertas escenas presentes en la obra escrita no fueron incluidas en la obra fílmica. Estos  pasajes -como, por ejemplo, la parábola que premia al inversor y castiga al que fracasa en la empresa-, constituyen para  Juan Pérez Agirregoikoa uno de los fundamentos discursivos del capitalismo occidental. En respuesta, su obra para la Bienal es una película basada en El evangelio según San Mateo y filmada en la periferia de São Paulo. El guión se reescribe poniendo el eje en estos versículos, intentando establecer posibles conexiones entre un modo de producción y un sistema de creencias, históricamente y hoy en día.

En los últimos años, previo abandono de la abstracción, Agirregoikoa ha trabajado en la subversión de discursos relativos al poder y a la obediencia. En esta nueva película el artista cuestiona la visión del mundo impuesta por una religión que, muy a menudo, parece socavar en vez de potenciar las posibilidades individuales y del colectivo.

Inscríbete a nuestra Newsletter para recibir más información

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.