Proyección de varios cortometrajes de Kimuak en Túnez

Euskara. Kultura. Mundura.

01-04-2019

El Instituto Cervantes de Túnez ha organizado para el 2 de abril una jornada dedicada al cortometraje en la Escuela Superior de Audiovisuales y Cine (ESAC) situada en la ciudad de La Marsa. A ella han invitado al programa Kimuak, con el objetivo de realizar una retrospectiva del programa aprovechando que en el año 2018 cumplió su 20º aniversario.

El Instituto Cervantes de Túnez ha organizado para el 2 de abril una jornada dedicada al cortometraje en la Escuela Superior de Audiovisuales y Cine (ESAC) situada en la ciudad de La Marsa. A ella han invitado al programa Kimuak, con el objetivo de realizar una retrospectiva del programa aprovechando que en el año 2018 cumplió su 20º aniversario.

 

La jornada se realizará por la mañana, de 8.00 a 12.00, y el miembro de Kimuak Txema Muñoz ha sido invitado a ella. Tras exponer la razón de ser y la trayectoria del programa a los alumnos y profesores de la escuela, se proyectarán varios cortometrajes de Kimuak, elegidos por el Instituto Cervantes para la ocasión. La jornada terminará con un coloquio entre los presentes. “La idea de este evento surgió de mi visita al festival de cine español CineHorizontes de Marsella el año pasado”, cuenta Muñoz. “En él, tras realizar la presentación de Kimuak, se me acercó un miembro del Instituto Cervantes en Túnez con gran interés, y me propuso realizar unas jornadas en la escuela ESAC centrados en nuestro programa”.

Estos serán los cortometrajes proyectados en dicha jornada: Areka (Cuneta, 2017), Atxur Animazio Taldea; Aprieta pero raramente ahoga (2017), David P. Sañudo; Beti bezperako koplak (Coplas de una noche sin mañana, 2016), Ageda Kopla Taldea; Democracia (2013), Borja Cobeaga; Cólera (2013), Aritz Moreno; Hileta (Funeral, 2016), Kepa Sojo; y Renovable (2016), Jose Mari Goenaga y Jon Garaño.

Túnez posee una tradición cinematográfica interesante y rica, basada en la expresión de su cultura y la denuncia de temas sociales. Además, al tener una relación estrecha con Francia, su inserción en la tradición audiovisual europea ha sido fácil, y los trabajos de directores tunecinos son bastante asiduos en festivales como el de Cannes. “Que un programa como Kimuak llegue a una escuela cinematográfica de Túnez es una señal positiva e interesante para la promoción de nuestra cultura”, añade Muñoz.

Kimuak (brotes, en castellano) lleva 21 ediciones eligiendo cada primavera los mejores cortometrajes de la cinematografía vasca y publicándolos en un catálogo anual para, después, presentarlos en diversos festivales y encuentros internacionales. Etxepare Euskal Institutua es uno de los promotores de este programa.

Inscríbete a nuestra Newsletter para recibir más información

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.