“Queremos seguir trabajando y potenciando las nuevas oportunidades creadas por la enseñanza online”

Euskara. Kultura. Mundura.

27-12-2021

La vuelta a las dinámicas anteriores de la pandemia y la optimización de las oportunidades que ofrece el ámbito digital eran los objetivos con los que iniciaron el año en el campo de la promoción y difusión del euskera de Etxepare Euskal Institutua. “Con el inicio del nuevo año escolar en septiembre, comenzamos a pensar en cómo lidiar con el Coronavirus. Se han logrado avances en el campo de la enseñanza, por ejemplo, pero parte de ese trabajo se ha tenido que deshacer como resultado de circunstancias cambiantes". Garbiñe Iztueta, directora de Promoción y Difusión del Euskera, hace balance del año. “Queremos seguir trabajando y potenciando las nuevas oportunidades creadas por la enseñanza online”.

Los/as lectores que enseñan lengua y cultura vasca en 36 universidades de 19 países del mundo, han vivido situaciones muy diferentes según los países en los que trabajan. Al comienzo del año escolar de 2020-2021, todos/as pudieron viajar a sus países de destino, con algunas excepciones, como Rusia y América del Sur. En septiembre de 2021, lo mismo. Sin embargo, hemos conseguido abrir un nuevo lectorado en la Universidad de Tbilisi, en Georgia”.

Iztueta ha señalado que “a pesar de la pandemia, hemos logrado mantener el número de solicitantes. Y aunque el lectorado de Georgia comenzó con un ligero retraso, finalmente logramos que el lector asistiera y comenzara a trabajar allí en septiembre. Es un proyecto que nos ha hecho sentir esperanza", dijo.

Además, en 2022 habrá una conferencia internacional sobre literatura en la Universidad de Tbilisi, y están trabajando en la creación de una ‘sección vasca’ en la programación del mismo. Se lleva a cabo cada tres años y está programado para el próximo año. "Aunque quizás se haga online, es un proyecto interesante".

Por otro lado, se lanzarán tres nuevas cátedras en 2022. “Las bases de la primera se firmaron en Quebec en 2018, con la Universidad McGill en Montreal, y en 2022 se firmará un acuerdo que incluirá todas las especificaciones. Con la University of Wales Trinity Saint David se creará la Cátedra Alan R. King de Sociolingüística y se seleccionará al/la primer/a lector/a. La tercera sería la Cátedra Frank Bidart de la California State University Bakersfield, que trabajará en el campo de la investigación y la creación, en los campos de la cultura y la innovación”.

Metas cumplidas

Iztueta cree que han logrado su objetivo en cuanto a la vuelta a las dinámicas anteriores de la pandemia se refiere. “Han habido tiempos mejores y peores, hemos tenido que reajustar nuestro trabajo varias veces a lo largo del año. Pero han podido volver a las universidades y euskal etxeak con las medidas necesarias. Las pruebas de verificación también se han podido realizar de forma presencial. Este año, por primera vez, se han realizado a través de una convocatoria abierta: además de los alumnos de las euskal etxeak y de las universidades, ha podido inscribirse todo aquel que quisiera presentarse al examen en Madrid o Barcelona”.

Iztueta opina que ha habido una estabilización de los modelos educativos. “Por ejemplo, en el Curso de Verano que organizamos anualmente con la EHU, una fórmula que está dando buenos resultados es la que combina presencial y online. Hemos visto que ha hecho que sea más accesible a los/as interesados/as ​​y seguiremos trabajando en esta modalidad dual. Lo mismo les pasó con el barnetegi de Amorebieta. Continuaremos trabajando en estas oportunidades ".

Este año se han podido reunir de forma presencial lectores/as y de profesores/as de las euskal etxeak. Por otro lado, 11 personas de la diáspora vasca en Argentina, Chile y Uruguay, han podido participar en el barnetegi de Maizpide en Lazkao a través del programa Euskara Munduan. El grupo comenzó a aprender euskera desde cero en 2013 y después de completar un curso intensivo inmerso en un contexto vasco por primera vez, enseñarán euskera en su euskal etxea local.

Iztueta destaca que tanto en las actividades anteriores como en las online se ha mantenido el número de participantes, "sobre todo porque los/as participantes consiguieron mantenerse motivados/as. En 2020 se tomaron medidas inusuales, y en 2021 se han adaptado bien a las necesidad".

De situaciones difíciles a nuevas oportunidades

De cara al futuro, Iztueta se plantea una pregunta: ¿Cómo se pueden utilizar las herramientas y plataformas digitales para consolidar e incrementar la enseñanza del euskera a nivel internacional? Cree que hay una gran necesidad de incrementar la presencia del euskera en el ámbito digital, y que deberá hacerse este próximo año.

“Continuaremos incorporando la fórmula del streaming en nuestros programas de capacitación, trabajando en formas de mejorar y fortalecer los lectorados de esta manera. Por ejemplo, en la Universidad Adam Mickiewicz de Poznań, había unas necesidades de enseñanza especiales que eran excepcionales, y pudimos satisfacerlas combinando las clases del lector con otro profesor que le hiciera de apoyo de forma online. Por otro lado, en la Universidad ELTE de Budapest, en la actualidad no disponemos de los recursos necesarios para crear un lectorado, y la enseñanza online ha permitido desde el lectorado de Brno se pueda enseñar euskera a estos/as estudiantes”.

Así, concluye: “Queremos trabajar en fortalecer las nuevas modalidades de enseñanza, ya que hemos visto que fortalecen la red universitaria universitaria internacional y que eso puede traer muchos beneficios”.

Inscríbete a nuestra Newsletter para recibir más información

Suscribirse