¿Quién promueve la cultura de Groenlandia en el mundo?

Euskara. Kultura. Mundura.

16-04-2019

Hemos hablado con la directora de Etxepare Euskal Institutua, Irene Larraza, sobre su experiencia en las jornadas AIR Wro Talks en Wroclaw y de las conclusiones sacadas de su participación.

Hemos hablado con la directora de Etxepare Euskal Institutua, Irene Larraza, sobre su experiencia en las jornadas AIR Wro Talks en Wroclaw y de las conclusiones sacadas de su participación.

Donostia mantiene una relación estrecha con la ciudad polaca de Wroclaw, desde que en 2016 compartieron la capitalidad cultural europea. Un buen ejemplo de ello son las residencias artísticas AIR Wro que Etxepare Euskal Institutua promueve en la ciudad polaca, donde varios artistas plásticos y visuales desarrollan proyectos durante un período de tiempo. Pero el programa AIR Wro organiza otro evento importante desde 2017: se trata de las jornadas culturales internacionales AIR Wro Talks, que este año se han celebrado los días 28 y 29 de marzo. La directora de Etxepare Euskal Institutua ha acudido al evento a participar en una mesa redonda sobre el rol y las funciones de los institutos culturales, y hemos hablado con ella al respecto.

Esta no es la primera vez del Instituto en AIR Wro Talks; pero la temática de este año (la movilidad de la cultura y los modelos de presentación de la identidad cultural) hacía relevante su presencia ahí. “Somos muchos Institutos Culturales en Europa, pero el nuestro era el único en aquellas jornadas que, aun fomentando una cultura y un idioma propios, no representábamos a un estado”, comenta Larraza. “La relación creada con Wroclaw durante estos años ha traído un conocimiento y curiosidad hacia el otro, y les pareció buena idea llevar a un Instituto como el nuestro para enseñar nuestro modelo. De la misma manera, la experiencia ha sido muy enriquecedora para nosotros también, ya que hemos aprendido de otros modelos”, recalca.

La directora de Etxepare participó en una mesa redonda bajo el título Who promotes Greenland? The Role and Tasks of National Institutes of Culture in the 21st Century (¿Quién promueve Groenlandia? El rol y las funciones de los Institutos Culturales en el siglo XXI), junto a los representantes del Instituto Cultural Danés y el Foro Cultural Austríaco en Varsovia. “El título pretendía lanzar una pequeña provocación; ya que Groenlandia, un territorio de gran extensión, no cuenta con ninguna entidad que se encargue de su promoción cultural y, por tanto, no sabemos mucho de él en el panorama internacional”, nos explica Larraza. “El objetivo del coloquio era hablar sobre la importancia de los Institutos Culturales; pues son estos los que hacen relevante la identidad cultural de un territorio en el plano internacional, sea este territorio grande o pequeño”.

Cada participante realizó una presentación de su Instituto Cultural para iniciar la mesa redonda. Ahí vieron que, aun siendo pocos participantes, el modelo de cada Instituto era totalmente diferente al resto. “El Foro Cultural Austríaco, por ejemplo, se dedica solamente a la promoción cultural, no del idioma”, nos cuenta Larraza. “El Instituto Cultural Danés, sin embargo, además de promover la cultura y el idioma de su país, tiene otra función más social, pues se dedica a buscar vías de cooperación con otras culturas”. A la representante de Etxepare Euskal Institutua le ha parecido muy interesante ese modelo, “pues parece que la función primordial de todas las culturas es la de mostrarse ante el mundo; pero ese objetivo no debe ser unilateral, sino recíproca con otras culturas, persiguiendo la cooperación. De todos modos, creo que un territorio no debe comenzar a pensar en la cooperación cultural hasta que ya sea sobradamente conocido y tenga peso en el plano internacional; y nosotros todavía tenemos trabajo que hacer en cuanto a visibilidad”, añade.

Y es que Etxepare Euskal Institutua no tiene una tarea nada fácil en difundir la cultura y lengua vascas en todo el mundo. “Nuestra pequeñez y lo original de nuestra lengua nos hace exóticos a la vista del resto, y eso, al menos, es una cualidad que llama la atención. Pero no nos podemos quedar solamente con la tradición. Debemos demostrar que hoy día también somos un pueblo fuerte, con un idioma activo y vivo”, reivindica.

De todos modos, Larraza opina que el pequeño tamaño de nuestro territorio nos genera a veces una humildad y una negatividad falsas y perjudiciales. Y, para ilustrarlo, ha rescatado una anécdota del escritor Kirmen Uribe que podría ayudar a olvidar esa negatividad: “En una visita a la Universidad Aston de Birmingham, estaban hablando de la supuesta pequeñez del País Vasco y su cultura, cuando un profesor le preguntó a ver si sabía cuántos maoríes había en el mundo. Uribe le contestó enseguida, diciendo que muchos; pues su cultura es sobradamente conocida, todos conocemos el baile haka, y sabemos apuntar a su origen en un mapa. Pues el profesor le dijo que no llegaban al medio millón. Y añadió: así que vosotros no os podéis quejar, porque sois bastantes más; lo único que necesitáis es lograr más visibilidad en el mundo”.

Inscríbete a nuestra Newsletter para recibir más información

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.