Ruper Ordorika: “Cualquier medio de producción es interesante, pero no la solución al problema actual de la música”

Euskara. Kultura. Mundura.

21-03-2019

El cantautor Ruper Ordorika ha ganado el Premio Etxepare al Mejor álbum en Euskera en los Premios MIN de este año. Entre todos los trabajos publicados en nuestra lengua durante el año 2018, el elegido ha sido Bakarka (A Solas), disco que el artista ha grabado por primera vez acompañado solamente por guitarra y voz. Aprovechando la ocasión, hemos compartido unas palabras con él.

El cantautor Ruper Ordorika ha ganado el Premio Etxepare al Mejor álbum en Euskera en los Premios MIN de este año. Entre todos los trabajos publicados en nuestra lengua durante el año 2018, el elegido ha sido Bakarka (A Solas), disco que el artista ha grabado por primera vez acompañado solamente por guitarra y voz. Aprovechando la ocasión, hemos compartido unas palabras con él.

Para empezar, ¿Cómo recibiste la noticia?

La verdad es que no esperaba este premio, me pilló por sorpresa. Estaba en Madrid esos días por casualidad, dado que iba a ofrecer dos conciertos en la ciudad. A uno le alegra que le premien los trabajos, pero hay que tener en cuenta que hay mucha literatura alrededor de este tipo de ceremonias, y hay que tomárselas como lo que son: un reconocimiento por tu trabajo, ni más ni menos.

Tu último álbum se titula Bakarka, A solas; y tiene como componentes solamente tu guitarra y voz. ¿Qué te llevó a grabar un disco así?

Siempre he tenido intención de hacer algo así. Hace tres años comencé a preparar un concierto a solas, y tras haber recorrido varios lugares con esa actuación, conseguí reunir un gran repertorio, mirando a mis canciones de toda la vida desde una óptica diferente. Eso me llevó a grabar el disco.

Llevas una larga trayectoria haciendo música en euskera. Hoy en día, son cada vez más los/as músicos vascos/as que cantan en castellano e inglés; ante esta situación, ¿qué importancia tiene para ti crear en euskera?

La importancia supongo que es intrínseca, al ser una sociedad que practica ese idioma. Siempre ha habido artistas que crean en euskera, ahora y antes. Mi tarea, en ese caso, la considero como un eslabón más en esa línea.

De la misma manera, siempre ha habido artistas vascos/as que han escrito en inglés, francés o castellano. Lo que pasa hoy día es que los idiomas están mucho más extendidos en la educación, y para algunos/as, como su propia lengua no es tan importante como para otros/as, prefieren hacerlo en otro idioma que les resulte más cómodo. La expansión del inglés es un hecho no solo en la sociedad vasca, sino en todas; existe creación en inglés en todas partes. El inglés es, en definitiva, el idioma de un estilo: propagó el rock en todo el mundo. ¿Quién escucha, por ejemplo, rock en alemán? Es una lengua muy influyente y desarrollada; y una tendencia estética en todo el mundo. Yo mismo soy muy anglófilo, pero no olvido que, si no tuvieran los cañones de su parte, escucharíamos por ejemplo tangos en vez de rock; o que si Hitler hubiera ganado la guerra escucharíamos música del Tirol.

La influencia del rock se nota mucho en el País Vasco, y, además de en euskera, muchos artistas han creado sus canciones en inglés. Cuánto durará esa influencia… quién sabe, pero tenemos que ser libres para hacer lo que queramos.

De todas formas, también hay muchos artistas que crean en euskera. ¿Qué tal ves el panorama actual de la música vasca?

Últimamente he dicho varias veces que la oferta es más alta que la demanda. La demanda ha bajado, sin duda; seguimos consumiendo música, pero no de la misma manera. Los canales de consumo y uso de la música han variado muchísimo en poco tiempo, y eso ha influido en los artistas. Pero, en cuanto a creación, opino sin duda que la música es una de las prácticas más dinámicas en la cultura vasca, tal y como dije al recibir el premio.

¿Qué te parece que premien trabajos en euskera, catalán o gallego en un certamen estatal? ¿Y que premien la música, en general?

Los trabajos en euskera se han premiado en el Estado desde hace mucho. Alguno de mis discos ya ha ganado premios de ese tipo. Eso, al fin y al cabo, demuestra que hay un circuito que se aleja de la industria general, y que es nuestro. La música vasca tiene una trayectoria muy larga y un circuito e industria propios, aunque sean pequeños. El caso de Cataluña es el mismo; y en Galicia, aunque más débil, también existe. Por tanto, premiar trabajos realizados en lenguas minoritarias no es más que el acto de reconocimiento de una realidad.

Y en cuanto a premiar la música, seré claro: yo lo vivo como una consecuencia que padecer como artista. Las entregas de premios como ésta intentan copiar esas celebraciones internacionales masivas que tienen como objetivo dar un empujón a la industria discográfica. Recibir un premio no lo pide uno mismo. Pero bueno, supongo que si te dan un premio por algo que has hecho, es señal de que lo has hecho bien; y eso es bueno.

Los Premios MIN reconocen la música independiente, tanto auto-producida como publicada en discográficas pequeñas. ¿Cuál es, en tu opinión, la importancia de auto-producirse o de utilizar discográficas pequeñas?

Yo creo que debería estar en el libro Guinness de los Récords, no sé quién ha publicado en más discográficas que yo: Xoxoa, Elkar, Warner, Metak, Esan Ozenki, Nuevos Medios… son solo alguno de ellos. También he auto-producido. No obstante, creo que cualquier medio de producción es interesante, pero no la solución al problema actual de la música. El problema de la música hoy en día está en el estatus del/la músico, y en las opciones gratuitas de consumir música que brindan los avances tecnológicos, ya que eso influye totalmente en la creación del artista. Es una ecuación todavía sin resolver. Y los músicos andan como pueden; por eso, creo que la auto-producción no es mejor ni peor opción que publicar en una disquera tradicional.

Además, creo que al hablar de esto utilizamos unos parámetros que ya no funcionan. ¿Qué no es independiente en el País Vasco hoy día? ¿Existe algún sello tan grande como los de antaño? En el mercado estadounidense antes tenía sentido hablar de los sellos independientes; pero aquí ya no tiene ningún sentido. Todas las disqueras vascas son, quieran o no, independientes.

Otra cosa que me molesta es que se hable de conceptos como mainstream en la cultura vasca. En el País Vasco, solo el 25% habla euskera; ¿cómo ser mainstream en el mercado vasco? El mayor artista de aquí sigue siendo totalmente minoritario. Me parece que copiamos discursos de fuera que no coinciden con nuestra realidad.

Para terminar: ¿Tienes algún proyecto a corto plazo?

Estoy mezclando un nuevo disco, que saldrá en otoño. Grabé un directo en Bilbao en diciembre, y con eso estoy. Además, ofreceré conciertos tanto en solitario como con la banda. Sigo en la dinámica de siempre.

Si quieres escuchar el álbum Bakarka de Ruper Ordorika, merecedor de un premio MIN, haz click aquí.

Inscríbete a nuestra Newsletter para recibir más información

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.