Entrevista: Santi Ugalde, miembro de la compañía Trapu Zaharra

Euskara. Kultura. Mundura.

25-05-2017

Estos días Valladolid se ha convertido en el escenario de más de 170 espectáculos que van del teatro de calle al circo y las variedades, pasando por el clown, la mímica o la danza, gracias a la 18ª edición del Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle (TAC), uno de los principales eventos de este tipo en España. Participarán 63 compañías de 15 países, incluidas tres compañías vascas, que todos los años acuden al festival con el apoyo del Gobierno Vasco y el Instituto Etxepare.Trapu Zaharra, Kukai Dantza & Brodas Bros y Zanguango Teatro forman la representación vasca de este año. Hablamos con Santi Ugalde uno de los precursores de Trapu Zaharra -Premio de Honor en la feria Umore Azoka 2017 de Leioa (País Vasco)- , grupo referente del teatro de calle en el País Vasco, y un habitual de este festival.

Estos días Valladolid se ha convertido en el escenario de más de 170 espectáculos que van del teatro de calle al circo y las variedades, pasando por el clown, la mímica o la danza, gracias a la 18ª edición del Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle (TAC), uno de los principales eventos de este tipo en España. Participarán 63 compañías de 15 países, incluidas tres compañías vascas, que todos los años acuden al festival con el apoyo del Gobierno Vasco y el Instituto Etxepare.Trapu Zaharra, Kukai Dantza & Brodas Bros y Zanguango Teatro forman la representación vasca de este año. Hablamos con Santi Ugalde uno de los precursores de Trapu Zaharra -Premio de Honor en la feria Umore Azoka 2017 de Leioa (País Vasco)- , grupo referente del teatro de calle en el País Vasco, y un habitual de este festival.

¿Qué es Trapu Zaharra?, ¿cuándo se formó?

Trapu Zaharra arrancó hace 35 años aproximadamente. Empezamos a ensayar en las playas de Lekeitio (Bizkaia), no teníamos ningún otro espacio. Todo comenzó de la mano de un grupo legendario de aquella época que se llamaba Bekereke. De esa compañía salimos dos personas: Txema Ocio, guionista desde hace veinte años, y yo. Empezamos a trabajar conjuntamente en Lekeitio, donde Txema ejercía de maestro. Más adelante, el azar y la suerte nos llevó a Trintxerpe (Pasaia, Gipuzkoa) donde tuvimos ocasión de conocer y trabajar con más gente. Recuerdo mucho a Kike Santiago. Una vez, aprovechando que se marchaba de viaje nos dejó su casa y el local que tenía para ensayar. Gracias a ello pudimos montar nuestro primer espectáculo.

¿Qué temas tratáis en vuestras actuaciones? 

En Trapu Zaharra contamos historias afines a la gente. Tocamos sobre todo temas de actualidad. Nuestras actuaciones - se puede ver claramente en los títulos- demuestran que estamos afincados en la realidad. Trabajamos mucho con localismos, identificamos historias que están pasando: huelgas generales, jóvenes que no pueden estudiar ni trabajar… Es cierto que algunas de las actuaciones están relacionadas con temas del País Vasco, pero también tocamos temas más globales.

Vuestra última obra A cal y canto, se estrena en el TAC de Valladolid

En efecto, cuenta la historia de unos padres que tratan de buscar empleo a su hijo desesperadamente. Aunque parezca ciencia-ficción, existen casos similares en la vida real. Por otra parte, hace nada hemos actuado en la Umore Azoka de Leioa (Bizkaia). La obra que presentamos se titula Sefiní; es la historia de dos cómicos que llevan a sus espaldas problemas económicos. Creo que refleja el día a día de muchas actrices y actores vascos, pero también de muchísima gente del Estado. 

¿Qué os aporta participar en un festival como el TAC?

Lo bueno del TAC es que está muy bien organizado. Es un proyecto que está muy cuidado y trabajado. Tienes la ocasión de estar con verdaderos profesionales que te arropan desde el principio. El teatro de calle es muy conocido en el ámbito de las fiestas. Aún y todo, creo que sería muy enriquecedor tener la capacidad de realizar algo parecido al TAC en el País Vasco. De esta manera, le daríamos un poquito más de identidad y protección al teatro de calle. 

Compartiréis festival en Valladolid con dos compañías vascas: Kukai Dantza & Brodas Bros y Teatro Zanguango. Supongo que a lo largo de estos años habréis tenido ocasión de conoceros, compartir escenario…

Si, con los integrantes de Zanguango, tenemos mucha relación y hemos compartidos historias. Con Kukai también hemos tenido la ocasión de cruzarnos y haber compartido festival.

¿De cara al futuro, tenéis algo entre manos?

Jubilarnos (risas). La obra Sefiní por ejemplo, es una palabra que creo que define mi momento creativo y sobre todo, personal. No sé si definirlo como una parada técnica o si es algo más. Llevo trabajando 35 años en esto del teatro, donde he participado en muchísimos espectáculos. Quizá necesité un poco de parada.

Inscríbete a nuestra Newsletter para recibir más información

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.